¿Cómo se debe servir una cerveza?

Comparte
¿Cómo se debe servir una cerveza?

¡Hola! 

Soy Delia, co-fundadora de The Beer Cow.  

Hay aquellos locos que aseguran que una cerveza bien servida debe tener la menor espuma posible, porque significa que están bebiendo más cerveza. Es un sentimiento entendible, especialmente si estás en un bar y te cobran por una pinta de mitad espuma. Otros piensan que una cerveza sin cabeza de espuma de 10 centímetros es casi un crimen contra la humanidad. Exagero, claro, pero entienden el punto.

En realidad, la espuma es una parte importante de deshacerse del CO2 en su cerveza. El CO2 es parte del proceso de carbonatación y algunos estilos llevan más que otros. De todas formas, desea el menor CO2 posible en su estómago. No es que te vaya a hacer daño, pero te puede dar una molestia fugaz. 

Una buena cabeza de espuma realza el placer de beber cerveza. Además de ser visualmente más atractivo y satisfactorio para beber, libera algunos de los aromas que hacen que la cerveza sepa mejor. 

A continuación, te propongo 3 puntos para verter la cerveza perfecta. Ten en cuenta que son reglas generales. Los puristas aseguran que los diferentes estilos de cerveza requieren ligeros ajustes y formas de vidrio. Confieso que yo uso una variedad de vasos para los distintos estilos, pero honestamente, no estoy segura si la diferenciación del vidrio realmente afecta el olor y el sabor, o si es un ritual puramente estético; un truco de la mente que me mejora el placer. De todos modos, divago:

  1.   Enjuaga el vaso.

El momento más vital sucede antes de abrir una chela. Si el vaso ha pasado por el lavavajillas o ha estado sentado en el gabinete se llenará de aceites, polvo, detergente, todos los cuales afectan el sabor de una cerveza.

Por eso, yo enjuago el vaso con agua fría. No lo seco: la fina capa de agua ayuda a que la cerveza resbale suavemente por el vaso.

(Delia Tip - Una manera fácil de ver si el vaso está 'sucio' es si una vez lleno de cerveza hay una lámina de burbujas a lo largo del vidrio. Esto marca los puntos donde los aceites y el polvo no se eliminaron correctamente).

Nunca uses un vaso que haya estado en el congelador. Los cristales de hielo harán que tu cerveza produzca una cabeza intensa, muy gruesa y matará todo el aroma. A menos que, por supuesto, estés sirviendo una lager industrial, donde el sabor es realmente un problema secundario.

  1. Abre la cerveza, inclina el vaso en un ángulo de 45 grados y vierte cerveza por el lado del vaso.

El flujo debe ser vigoroso y golpear el lado del vidrio en un punto a mitad de camino hacia abajo. Rellena hasta este punto.

  1. A mitad de camino lleno, gira el vaso en posición vertical y vierte derecho por el medio.

Esto agita el líquido para crear la cabeza. El timing es clave en esta etapa; dependiendo del tipo de cerveza, se puede alterar cuando se inclina el vaso en posición vertical para obtener la cantidad ideal de cabeza. Yo voy por una cabeza entre 2 y 4,5 cm para la mayoría de las cervezas. Si lo has hecho bien una cerveza de 350 ml con cabeza, debe de caber en un vaso de tamaño normal sin desbordar. 

En fin, ahí lo tienes. La próxima vez que abras una cerveza considera lo anterior y si todavía quieres beberla directamente de la botella, o lata, tienes mi permiso para considerarme un idiota total.

¡Saludos cheleros!

Delia.

¿Qué diablos es la cerveza artesanal?

¿Qué diablos es la cerveza artesanal?

¿A qué temperatura se debe servir la cerveza?

¿A qué temperatura se debe servir la cerveza?

Empty content. Please select article to preview