Delúpulo

— Mayo 2019 —

Allá por el año 2007 nace en la cabeza de James Watt y Martin Dickie, la idea y la necesidad de compartir con el mundo la pasión por la cerveza que ellos sentían. Su misión era clara y no descansarían hasta lograrlo. 


 Iniciaron su sueño en un viejo y abandonado complejo industrial, en Fraserburgh, en Escocia, en abril del 2007. Ahí fue donde Brewdog aulló por primera vez, y para el 2012 trasladaron su planta a Ellon, también en Escocia, dejando las instalaciones anteriores como laboratorio base para la elaboración de cervezas experimentales, así como para análisis de las mismas. Una cervecería diferente, radical, con mucha personalidad, pero sobre todo con muchas ganas de conquistar al mundo con sus sabores y, como ya dijimos, la pasión por la cerveza. 

El aullo de Brewdog

Alex Guerra, The Beer Cow

Brewdog es una cervecería de gran renombre a nivel mundial, siempre caracterizada por ciertas excentricidades y por los estilos de sus cervezas. Tienen como cerveza emblema la conocida y nunca decepcionante Punk IPA, una IPA con mucho carácter, con aromas ligeramente frutales, pero con sabores más inclinados hacia las resinas, los cítricos y las especias. Es de las pocas cerveceras que ha sabido llamar la atención también con su alocada publicidad; cómo olvidar sus botellas dentro de ardillas disecadas, o los gatos disecados que lanzaron de un helicóptero, cómo pasar por alto las colaboraciones tan magistrales que han hecho con grandes cervecerías: Mikkeller, Nogne O, Ballast Point, Elyssian Brewing Co., Omnipollo, Fierce Beer, Overworks, Fallen Brewing Co., Stone, Weird Beard, Against the Grain: por mencionar algunas, dando como resultado no solo una extensa lista de cervezas en su portafolio, también el respaldo de un gran historial cervecero. 


 En México ha costado un poco aceptar a esta marca, precisamente por el enfoque tan curioso y radical que les dan a sus cervezas. Se ha convertido en una marca que “o amas u odias, no hay de otra”. 

Además de elaborar cervezas muy rebuscadas y de gran calidad, Brewdog se toma muy en serio su papel de esparcir la cultura cervecera a todos, tanto así que en varias ocasiones ha dado a conocer las recetas de sus cervezas para que cerveceros caseros tengan la oportunidad de replicarlas –o al menos intentarlo- y todos, de alguna u otra forma, tengan la oportunidad de probar sus estilos, sus cervezas y su corazón, aunque sea de manera indirecta. Sinceramente es un ejercicio que pocas empresas cerveceras hacen, ya que la idea de ser plagiados o robados les nubla la mente y caen en una especie de trance muy envidioso; como consumidor lo entiendes, pero definitivamente no lo justificas.Pocas son las cervecerías que se preocupan e involucran al consumidor tanto como Brewdog al punto de incluso hacerlos “socios” de la cervecería. “Equaty for Punks” es el programa que alienta a los clientes a ser parte activa de la empresa, no solo como un socio –aunque de manera muy pequeña-, sino con beneficios vitalicios como cerveza gratis en tu cumpleaños, descuentos en sus bares, visitas a la cervecería, primicias en nuevas cervezas, descuento en la tienda en línea, entre muchos más; por supuesto que los beneficios aumentan y son mejores dependiendo del monto a invertir o la cantidad de acciones que compras. 

Por si fuera poco, Brewdog, tiene un lado socialmente responsable. Invita a varias organizaciones, con fines de caridad a aplicar para ser beneficiadas con cierto porcentaje de ventas que haga la cervecería. Quizá suene un poco duro eso de “aplicar” pero en éste mundo ya no se sabe quién puede aprovecharse de la buena voluntad de otros. Aun así, los requisitos para ser patrocinado por Brewdog, son muy sencillos y al alcance de cualquier institución; básicamente piden que las organizaciones lleven bien definido su proyecto, así como un estimado del alcance que buscan, dejar en claro si alguna otra empresa los patrocina y que les den oportunidad, al staff de la cervecería, de involucrarse lo más posible con las actividades de la organización caritativa. De lujo ¿no? 


Por donde lo quieran ver, Brewdog es una empresa muy completa, abarca rubros que pocos lo hacen y nunca dejan de lado su objetivo principal: contagiar el amor por la cerveza. Cuándo vean una lata o botella de Brewdog, no duden en comprarla, no sólo estarán adquiriendo una buena cerveza, también estarán ayudando a otros a través de un buen trago.  


¡Las seis cervezas
del mes!


Urbana Crossover 

Desde Mexicali, nos llega esta IPA muy tradicional con notas tropicales y cítricas, resaltando la piña y la toronja. Una cerveza artesanal no muy ligera pero tampoco pesada, el cuerpo perfecto y adecuado para disfrutar una tarde de verano.


6.5% ABV


6 Hileras Helles 

Una cerveza pálida, suave pero con un final seco. Los aromas y sabores herbales ligeros y cítricos, inundan nuestro paladar y refrescan el alma. El regusto a caramelo te hará querer destapar otra. Hazle caso, tu cuerpo sabe lo que necesita.


5% ABV — 25 IBU

Wendlandt Veraniega 

Seguimos con las frescas. Una cerveza artesanal que tiene en su estructura maltas de cebada y maltas de trigo, para darle notas más herbales pero con el trasfondo acaramelado de la cebada. Las notas florales y el final a miel son características de esta gran cerveza.


4.4% ABV — 20 IBU

BrewDog Punk IPA 

Una vieja conocida de todos nosotros. Una gran representante del estilo, esas cervezas que no saben fallar. Ésta IPA de estilo americano nos deleita con sus aromas muy tropicales (piña, mango, toronja, durazno) y un final más inclinado a las resinas y el amargor del lúpulo.


5.6% ABV — 45 IBU

Halve Maan Tripel 

Los estilos belgas son conocidos por el alto grado alcohólico y sabores más pesados. Halve Maan Tripel no es la excepción, los sabores a frutos obscuros, caramelos y cereales, el alcohol lo percibimos en el regusto, con una sensación de calor muy agradable en el pecho, que, además resalta los matices a caramelo y frutos compotados.


9.0% ABV 

At The Mountain Of Maltness 

Paracaidista nos sorprende con esta American Imperial Stout, una cerveza obscura muy pesada, en dónde los sabores a chocolate, café, toffee, melaza y licores, hacen de ésta, una cerveza muy compleja y que se disfruta con cada trago.


11% ABV — 65 IBU